Loading...

NUESTROS

Secaderos Naturales

La empresa JAMONES BENITO, cuenta con varias instalaciones ubicadas en Arahal (Sevilla), Jabugo ( Huelva), Castaño del Robledo (Huelva) y en Guijuelo (Salamanca).

Un sistema de producción homologado según los más altos estándares de calidad de la Unión Europea, que conjuga el proceso artesanal con la mejor tecnología, logrando un sabor suave y jugoso en el jamón curado.

Naturaleza y garantía en cada uno de los jamones, máxima calidad en nuestros productos, buen servicio al cliente y un control exhaustivo en la higiene y limpieza de las modernas instalaciones, han sido y son las constantes de Jamones Benito.

Las instalaciones utilizan la más moderna tecnología para el almacenamiento de materias primas, proceso productivo y distribución de sus productos, garantizando en todo momento la máxima calidad y condiciones técnico sanitarias. Para conseguir un producto líder en el mercado es necesaria la experiencia del Maestro Artesano y el Tiempo necesario de curación.

Nuestros Maestros jamoneros cuidan y miman con esmero cada pieza de forma individualizada, asegurando un producto final de máxima calidad. Este procedimiento artesano consta de cinco fases:

SALAZÓN

Los jamones se apilan entre densas capas de gruesa sal marina.

CLASIFICACIÓN

En ese paso los jamones son clasificados según su peso para su posterior salado.

LAVADO

Las piezas se lavan con agua tibia para eliminar la sal que les pueda quedar en la superficie.

SECADO

Aquí es donde se produce la extracción total de la humedad que pueda tener el jamón.

MADURACIÓN

Para conseguir una lenta y perfecta maduración los jamones reposan en nuestras bodegas naturales provistas de amplios ventanales aprovechando así el clima ideal de la zona.